Gazpacho de sandía con aceite de romero

08 JUL 2016

Ingredientes:

4 tomates de ensalada rojos y maduros (con pulpa y bien blandos)

1 pimiento

400-500gr de sandía sin pepitas

Un par de cucharadas de vinagre si nos gusta

350 ml de agua

150 gr queso de cuajo. A quien no le guste el queso puede cambiarlo por jamón serrano picado en crudo o frito.

 

Para el aceite:

250 ml de aceite de oliva virgen

Una ramita de romero

 

Preparación

El gazpacho en sí es muy sencillo. Lo primero que haremos será trocear los tomates una vez que los hemos lavado y quitado la semilla. Hacemos lo mismo con el pimiento. Al tener la sandía fuera piel ni pepitas, la haremos pedazos y le añadiremos al agua, un poco de azúcar, vinagre y sal al gusto. Cuando lo tengamos bien picadillo, probar para rectificar de sal y empezamos a montar el gazpacho como si hiciéramos una mayonesa: incorporando cuatro o cinco cucharadas de aceite de oliva mientras emulsionamos la mezcla. En tenerlo listo, lo dejaremos de lado en la nevera para que se enfríe.

El aceite de romero lo haremos triturando las ramitas con doscientos cincuenta gramos de aceite de oliva. Este aceite puedes hacerlo antes y guardarlo también para templar ensaladas y dar un sabor especial a tus platos.

A la hora de servir, cogemos el queso elegido y lo hacemos pedazos bien pequeños para decorar la parte superior (a los que no les guste el queso, pueden saltarse este paso para que el gazpacho queda igual de bueno... quizás no tan amoroso). Montamos el plato y espolvoreamos el queso mientras con el aceite de romero hacemos unas gotas gruesas a modo de cordón decorativo y aromático.

Este plato se sirve frío pero no congelado, así que tendremos que pensar en sacar de la nevera quizás media hora o tres cuartos antes de comer.